Denuncia Ciudadana: taxistas en Izcalli acosan a madre e hija; aceptan pagar piso

21 de agosto del 2019. (Cuautitlán Izcalli)

En la Av. Jorge Jiménez Cantú a las 21 horas aproximadamente, se nos prendió la alarma del carro a la altura del Soriana (por la puerta que está atrás, antes de llegar al McDonalds, justo en el sitio de taxis) los taxistas en lugar de preguntarnos si necesitábamos ayuda nos acorralaron, se nos pegó el carro que estaba adelante y el de atrás, asimismo se puso otro taxi a un costado obstruyéndonos el paso.

Subimos las ventanillas por seguridad y tomamos fotos de las placas; se juntaron muchos hombres y una señora al otro costado (en la entrada del Soriana y a un lado de nuestro carro) riéndose, tomándonos fotos y diciéndonos de groserías.

Marcamos a seguridad de Izcalli y al 911 y me mandaron un link donde se activó una videollamada, tuve que bajarme a mostrarles las placas de todos los carros en lo que se las iba diciendo al mismo tiempo y mostrando a todos los de nuestro alrededor. Después de un rato me dijeron que el servicio no funcionaba que mandarían a la unidad.

Pasaron 20 minutos y nadie llegaba, volví a marcar al 911 y dijeron que normalmente tardan 10 minutos que no sabían qué pasaba, que se comunicarían con la unidad, haciéndome mientras preguntas como ¿sabe por qué la tienen ahí?

Me dijeron que si no les daba el nombre de la colonia no podían hacer nada (cuando ya les había dado todas las referencias posibles como: el sodimac, que solo hay uno en Izcalli). Vimos pasar una patrulla (auto) por la avenida a lo cual mi mamá corrió tras de ella, pero no se detuvieron, obvio no los alcanzo ya que no iban lento. De regreso se encontró con otra patrulla (camioneta) les contó lo que estábamos pasando y dijeron que no les correspondía que no podían ayudarnos (eso pasó en el semáforo que está antes del McDonalds) por lo que los taxistas la alcanzaron a ver, unos se metieron al Soriana, el del carro de a un costado se dio a la fuga y los que teníamos adelante y atrás se nos despegaron.

Cuando llega mi mamá nuevamente a nuestro carro se acerca el “jefe de sitio” (que desde un rato atrás ya había llegado y nos había visto acorraladas entre los taxistas y dijo que nosotros éramos los que estábamos cometiendo una falta) y dijo que estaba en la mejor disposición de brindarnos el apoyo, que él había corrido al carro de a lado, mi mamá le dijo que ¿por qué desde que llego no lo había hecho? A lo que no respondió nada, ella le dijo que sabía perfectamente los procedimientos de la policía, que lo que hacían era ilegal, que nos estaban privando de nuestra libertad y libre tránsito, además de intimidarnos, no obstante, que no les tenía miedo, que había marcado ya al 911. El señor dijo que también ya lo había reportado que no tenía porque llegar a mayores, mi mamá le dijo que estaba bien, pero que aún así esperaríamos a la patrulla, el señor se hizo a un lado y nos encerramos de nuevo en el carro.

Marcamos al número que tienen sus taxis para reportes y nadie contestó. Al marcar nuevamente al 911 para que se comunicaran con la patrulla y decirles que se habían pasado del lugar señalado, se molestaron y dijeron que los contactarían pero que si uno no estaba al pendiente en la calle no la iban a volver a mandar, le dije que era muy arriesgado para mí bajarme de mi carro porque había muchos hombres al rededor y dijo que aún así debíamos parar nosotros la patrulla. Como vimos que la patrulla no llegaba y por nuestra seguridad (ya que se mostraban muy molestos) decidimos no seguir esperando e irnos.

Les dejé mi número en una de las llamadas al 911 y son casi las 23 horas y no me han marcado para ver si llegó la unidad, si estoy bien o algo; en la segunda llamada pedimos el nombre del jefe de la comisaría y nos dijeron que por seguridad no nos lo podían dar, pedimos la dirección y después de insistir nos la dieron (1ro de mayo y Constitución) y que no podían dar más información.

Ese sitio de taxis no está identificado ni con disco, ni con nada, no sabemos en realidad si es o no es, le preguntamos al “jefe del sitio” y solo dijo que él pagaba piso y hasta ahí.