Educación en la política

Un texto de Laura Pérez

México es un país que actualmente cuenta con 500 diputados y 128 senadores. Estamos hablando que al año cada uno gana 1 millón 942 mil más bonos y aguinaldos exuberantes. Aparte de eso, cada uno recibe apoyo económico para la gasolina y su despensa, y un seguro de gastos médicos mayores y de vida. La suma total de todo eso es mayor a los 971 millones pesos invertidos en nuestro gabinete gubernamental. Cito a Serna, los políticos son personas ricas, en un país de pobres. Es ignorancia la de nuestros dirigentes, ¿Por qué robar en tu propia casa? Es la más burda, obtusa y obvia pérdida de capacidades cognitivas. De no ser por esa ineptitud de ser lo contrario no merecen el perdón de mi pueblo, no merecen pisar la tierra que los vio nacer ni ver a los ojos de cualquier mujer u hombre mexicano. Gracias a ellos hay personas encarceladas injustamente, niños con miedo de no ser atendidos en los hospitales. Mientras que las calles se llenan de ladrones con licencia que inauguran infraestructuras, gobernando estados y presidiendo países. Nos quejamos tanto por lo que sucede, porque el gobierno mexicano es sinónimo de corrupción, farsa y robo. Les respondemos con violencia, nos conformamos y aceptamos todo aquello que creemos merecer, aunque no sea así. Nos dicen que para derrotar al gobierno hay que incitar a la revolución, y eso lo relacionamos con hacer marchas, quemar calles, golpear a compatriotas, intentamos hacer mucho, pero realmente no hacemos nada de provecho. Si realmente quieres que el futuro de México cambie, cultívate en todos los ámbitos, no te quedes con lo que te dan en las instituciones. El gobierno te da solo lo que quieren que tu sepas porque saben que en pueblo culto, no pueden robar ni controlar. Nuestros dirigentes son un reflejo de lo que somos, el presidente nos representa. Le dieron el poder a una persona no pronuncia bien Infraestructura, no sabe libros que hayan marcado su vida, no sabe que cinco es mayor a uno.


«…cultívate en todos los ámbitos, no te quedes con lo que te dan en las instituciones»

Los mexicanos le reclamamos tanto, lo insultamos demasiado, aunque a veces las personas que se quejan de la situación del país, no tienen una preparación para dar buenos argumentos “Tenemos los altavoces para expresarnos, pero no tenemos nada importante que decir” (González, T. 2014). Es triste que los problemas de mi gente sean por ignorancia. Hoy les propongo que hagan algo por sus vidas, que no se conformen. Necesitamos estudiar más de lo que se nos pide, comenzar a tomar en serio las planificaciones familiares de nada nos sirve traer más hijos a este mundo cuando tenemos una gran situación de desventaja. La educación debe hacernos ver las fuentes económicas que tenemos en recursos, una enseñanza económica que muestre cómo ser consumidores responsables. Tenemos que evitar la esclavitud capitalista junto con su sistema de deuda. Vamos a cambiar el sistema, armaremos la revolución de forma inteligente. crearemos el sistema educativo que les quite la venda de los ojos, que muestre hacia dónde va tu dinero su porqué y para qué. Nos quieren sordos, ciegos, mudos, deseosos, y locos por los productos que nos dan, esperamos que la institución eduque cuando su negocio es la ignorancia. “El cambio si nace en cada uno de nosotros, en los valores, en observar al interior, y así relacionarnos al mundo de maneras más sanas. El cambio reside en una educación que nos ayude a comprender” (Serna, 2016). Dejemos de esperar a que llegue el cambio solo, sin que movamos un dedo. tenemos que enseñar a otros y a nosotros, porque sí, se contagian enfermedades, pero la bondad, trabajo, respeto, ética, y también el amor, no hay mayor muestra de amor hacia futuras generaciones que la calidad de educación. Estamos en el momento histórico, tenemos herramientas para gritar a un mundo que duerme, la gota que derrama el vaso, no te canses, por favor, no te rindas. No nos van a derrotar, si no lo hacemos nosotros, nadie lo hará, llegó el momento de cambiar nuestro sistema, no podemos seguir confiando el futuro del país a nuestros políticos y senadores, ellos nos metieron al hoyo, y si continua así, el país irá decayendo cada vez más. Es momento de hacer, revelarnos, todo depende de ti.