PRI «La normalización de la mentira»

¿Cómo ejerció el poder durante varias décadas el Partido Revolucionario Institucional? ¿Cuál era su principal sostén? ¿Cómo se representa así mismo? ¿Que ejemplo podemos citar para ejemplificar la mentira? ¿En qué centra el PRI su rol de oposición? El otrora partido de Estado se justificó, así mismo, como necesario frente a un país que urgía unificar en la democracia y el nacionalismo.

La retórica de los herederos de la revolución y su institucionalización; fueron los cimientos sobre los que se levantó la mentira, que ejercía su poder a través de la incorporación de sus principios en los individuos, que alienados legitimaron su larga estancia en poder.

La apariencia de democracia se normalizó en las instituciones que daban igualdad a los ciudadanos frente a la ley; pero que mantuvieron una desigualdad estructural que sostenía a una clase revolucionaria que devino en neoliberal.

Era necesario que el PRI gobernará, nadie más sabia hacerlo. Su representación soberana legitmaba el pacto social que se mantenía siempre como una verdad absoluta. Por eso las elecciones y la sucesión del poder que se mantenia intacta.

La mentira se normalizó, también en los medios de comunicación. Se escaparon en decir de un modo directo e I directo que era normal que el mismo partido ganará y gobernará tomando decisiones al margen de los interés de sus representados.

Por eso las preguntas que comenzaban a surgir, ante su interminable duración en el poder se contestaban siempre con una mentira.

El PRI es un mito. Son la negación de la cambio y de la transformación. Basta lanzar una mirada al Estado de México. No hay gobierno y en esta ocasión, no hay mentira que lo sostenga.

Su discurso y su gobierno son la inmoral falacia que no pudo sostenerse frente a un pueblo que los cuestionó en las urnas. Nadie les cree.

Pero su rol de oposición puede representar sin duda un factor de desestabilización. Ahora la mentira sistemática está presente de nuevo (como argumento central opositor) para deslegitimar al nuevo gobierno. La normalización de la mentira se asoma de nuevo; como parte del viejo régimen, tratan de sobrevivir instituyendose como opción frente al cambio y la mentira es el arma más combativa y efectiva que saben usar ¿Lo vamos a permitir?

Imagen tomada de página oficial del PRI.