Profundizar La Revolución

El Régimen Neoliberal no ha terminado de morir, y tampoco ha terminado de nacer el nuevo régimen en México. Decía Gramsci que en esta etapa de transición es cuando aparecen los monstruos que conspiran para que todo quede igual. El sistema Neoliberal está en crisis, pero habría que anularlo de raíz; compuesto por diversos brazos, este modelo de dominación se encuentra presente en lo más profundo de las relaciones humanas ya que determina su espíritu, alienando sus valores éticos y morales a sus fines, y se reproduce de múltiples formas. Es aquí donde se hace necesaria la cartilla moral, porque profundiza la revolución.

Es necesario entender al mundo y a la política desde otra perspectiva lógica y ética para profundizar el cambio y de ahí pasar a la acción.

Produndizar la revolución significa que la movilización del núcleo duro del obradorismo (ahora en morena) este consciente del rol de comunicador. Es ahora la primera línea de resistencia frente al régimen que no se cede. La movilización constante de la militancia de Morena será sustancial para ganar a otro de los brazos del Neoliberalismo: la manipulación de los medios de comunicación, que agazapados esperan en esta etapa a que avance el golpe blando contra la legitimidad del gobierno.

Explicar el significado de la revolución de las conciencias y los logros del gobierno puede ser una tarea titánica, pero se cuenta con la experiencia de la movilización como oposición. Ser un medio de información en territorio y en redes sociales, en círculos de estudio y en la académica, para evitar lo sucedido en Brasil, por ejemplo.

Asumir la dimensión de lo que representa el cambio en nuestro país es esperanzador. Actualmente México vuelve a ser vanguardia y representa la esperanza de cambio en América Latina e incluso, en Estados Unidos.

Pero, para que esto suceda hay que librar varias batallas en distintos frentes, uno de ellos, la posible atomización de Morena, la ardua lucha en materia administrativa que se vive al interior de las instituciones, la construcción del instituto de formación política y los círculos de estudio.

El segundo paso después de ganar la Presidencia de la República, es profundizar el cambio desde la raíz, si completamos este proceso podemos llegar una etapa más: la consolidación del proyecto de Nación.

Ganar, profundizar y consolidar = movilizar.