‘Moonfall’ y otras 7 veces en las que Roland Emmerich ha destruido la Tierra con su cine

Fecha de la última modificación

El realizador alemán estrena su última película en España: un filme en el que la luna sale de su órbita y amenaza con acabar con la humanidad.

A pesar de no contar en muchas ocasiones con el favor de la crítica, Roland Emmerich es uno de los grandes nombres dentro del género de la ciencia ficción. El cineasta, que comenzó sus primeros años con pequeñas producciones en su Alemania natal -allá por la década de los 80- dio el salto a Hollywood en 1992 con una película protagonizada por dos de las grandes estrellas de acción de la época (Jean-Claude Van Damme Dolph Lundgren): Soldado universal.

Desde entonces, el director ha procurado alternar productos englobados dentro del fantástico (Stargate: Puerta a las estrellas), con superproducciones (Asalto al poder) e, incluso, se ha atrevido con largometrajes de corte histórico (AnonymousEl patriota). Pero, si por algo se ha caracterizado su cine es por sus tintes apocalípticos; en los que la Tierra se ve bajo la sombra de alguna amenaza destructiva. Y es aquí donde podemos englobar su última cinta: Moonfall.

Podríamos definir el último trabajo de Roland Emmerich como su tótum revolútum, y es que Moonfall engloba los rasgos más característicos del cine del realizador alemán y los eleva a su máxima potencia: ciencia ficción loquísima, una amenaza que pone en gran peligro a la Tierra, héroes imprevistos, grandes efectos especiales y una familia desestructurada que consigue salir adelante pese a enfrentarse al fin del mundo.

la redacción

Compartir