¿Por qué hace mucho calor en el Valle de México?

Las autoridades de la capital deben levantar la «Alerta Amarilla» para evitar que las personas se expongan a demasiada luz solar o se sofoquen por el calor.

La temporada de calor se ha hecho sentir, y de hecho es «incómoda» porque en la Ciudad de México, aunque algunos lugares aún no han entrado en primavera, algunas alcaldías el termómetro ha llegado a 32 grados. Ante tales incidentes, incluso las autoridades capitalinas tienen que levantar la «Alerta Amarilla» para evitar que las personas no se expongan a demasiada luz solar o sofoquen por la alta temperatura.

Según la Secretaría de  Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC), la hora más calurosa es entre las 14:00 y las 17:00 horas, por lo que aconseja a las personas no exponerse al sol durante mucho tiempo para mantenerse hidratadas, usar ropa ligera y protector solar.

Si bien los cambios de temperatura causados ​​principalmente por el cambio climático en los últimos años se han vuelto más abruptos y drásticos, existen otros factores en la Ciudad de México donde la temperatura es tan alta.

Una de las principales razones es que debido a una capa de nubes insuficiente, el aire se vuelve más seco y cálido porque los rayos del sol no pueden bloquear ninguna barrera natural. También debe tenerse en cuenta que, dado que hay muchos edificios en la CDMX, no hay libre circulación de aire, lo que puede refrescar el medio ambiente.

A su vez, dado que la ciudad está casi completamente cubierta por asfalto, este absorbe calor y no se enfría. Como solución, en primer lugar, se deben seguir las recomendaciones de las autoridades capitalinas, como llevar ropa ligera, lentes de sol, bloqueador solar y no exponerse al sol durante mucho tiempo.

Otra solución que puede llevar más tiempo pero que será muy efectiva, es iniciar la reforestación de la ciudad. En primer lugar, podemos plantar árboles en nuestras casas o incluso solo en el parque; de esta manera podemos aportar más oxígeno y aire limpio.

También es importante tener en cuenta que cada árbol reducirá la temperatura circundante hasta en ocho grados.

Nathali Sandoval

Compartir