Cinco razones por las que Bengals avanzarán, y cinco por las que no avanzarán, al Super Bowl LVI.

Fecha de la última modificación

Ofrecemos los argumentos, a favor y en contra, por los que Cincinnati podrá acceder al Super Bowl o quedarse en el camino, en el Juego de Campeonato de la AFC

Los Cincinnati Bengals llegan a la Ronda de Juegos de Campeonato de Conferencia en el papel de víctimas, en apariencia. Pero, no hay que dejarnos engañar. Este equipo solo está esperando la oportunidad de pasar de presa a cazador, y cualquier momento de distracción servirá.

Cincinnati no ha disputado un Juego de Campeonato de Conferencia en 33 años. Gran parte del éxito que puedan tener los Bengals el domingo entrante ante los Kansas City Chiefs, tendrá que ver si la emoción por estar en esas instancias puede más que las ansias.

Al mismo tiempo, Cincy juega por momentos como un equipo con nada por perder. ¿Por qué? Porque es el único de los cuatro equipos que quedan en la competencia del que realmente no se esperaba verlo aquí. Mientras conserve esa mentalidad, los Bengals tienen todo por ganar, incluso antes los intimidantes Chiefs.

Ha sido un largo camino recorrido por estos Bengals, desde el primer turno global del draft apenas hace tres años, hasta un Juego de Campeonato de Conferencia. Veremos si este camino todavía tiene algo por ofrecerles.

Cinco razones por las que los Bengals avanzarán al Super Bowl LVI

Joe Burrow. El chico maravilla que está encargado del gatillo de la ofensiva está replicando, por momentos, la magia que mostró como universitario en Louisiana State apenas hace tres años, guiándolos hasta el título nacional. Una buena parte del éxito se atribuye al talento puro, que ya sabíamos que posee. Evidentemente, no hubiera sido elegido primero global en el draft sin ello. Pero una cuota crucial de lo que hace a Burrow a exitoso tiene que ver con una mentalidad impenetrable, y una confianza casi infinita en lo que está haciendo. Es complicado vencer a alguien así, aunado a que viene jugando muy bien.

Joe Mixon. Una de las claves para que los Bengals tengan posibilidades de superar la aduana en Kansas City tendrá que ver, obviamente, con limitar las oportunidades ofensivas de los Chiefs. No hay mejor manera de adueñarse del reloj de juego, que con un efectivo juego terrestre, y para fortuna de Cincinnati, cuentan con uno de los mejores corredores de la NFL. Mixon es un auténtico corredor de tres intentos que no necesita ser sustituido en terceras oportunidades. Por si fuera poco, es confiable con las manos como receptor, y no le pide nada a nadie cuando se trata de protección de pase. El papel de Mixon será preponderante en el plan de juego de los Bengals, más allá del número de toques que reciba.

Cinco razones por las que los Bengals no avanzarán al Super Bowl LVI

Inexperiencia. Treinta y tres años son mucho tiempo. La última vez que los Bengals accedieron a una instancia tan profunda en los playoffs, todavía faltaban ocho años para que naciera Joe Burrow, mientras que el head coach Zac Taylor tenía 5. En cambio, el equipo de enfrente juega su cuarto Juego de Campeonato de Conferencia de la AFC en casa de manera consecutiva, un nuevo récord de la NFL, y ha aparecido en los últimos dos Super Bowls, ganando uno y perdiendo el otro. El head coach rival tiene nueve apariciones en finales de Conferencia. La falta de experiencia de los Bengals puede causar nervios, entre coaches y jugadores, que ocasiones errores insalvables.

Protección de pase. Nadie puede ignorar las nueve capturas que permitieron los Bengals sobre Burrow en la Ronda Divisional ante los Tennessee Titans. Sí, los Chiefs no tienen a un Jeffery Simmons en sus filas, pero está Chris Jones, con un nivel similar o mayor. Para ser justos, no todas las capturas fueron únicamente culpa de la línea ofensiva. En algunas instancias, la jugada enviada no contaba con alguna ruta de escape hacia donde Burrow pudiera lanzar rápidamente en caso de ser presionado de inmediato, y en otros, el propio Burrow retuvo el ovoide de más. Sea como sea, la protección de pase es trabajo en conjunto, y en conjunto, Cincy fracasó fenomenalmente la semana pasada.

la redacción

Compartir