El equipo ideal de compañeros en la carrera de Tom Brady.

Fecha de la última modificación

Echamos un vistazo a los 22 años de carrera de Tom Brady.

El martes por la mañana, llegó el anuncio oficial del retiro de Tom Brady después de 22 temporadas alucinantes que lo vieron convertirse en el quarterback más exitoso que jamás haya pisado un terreno de juego en la NFL.

Cómo es de esperarse, el anuncio nos obliga a reflexionar sobre lo que hemos atestiguado a lo largo de las últimas dos décadas y fracción, no solamente con respecto a las hazañas que brindó domingo a domingo, usualmente reservando lo mejor para los mayores escenarios, sino también en las prominentes figuras que lo acompañaron en su viaje.

Brady se retira como el quarterback más ganador de todos los tiempos, pero ese reconocimiento nunca lo hubiera logrado por cuenta propia, y sin la ayuda de algunos de los mejores jugadores en la historia reciente de la liga.

Con eso en mente, recorrimos el pasado de Brady como jugador de los New England Patriots y Tampa Bay Buccaneers para armar la ofensiva y defensiva ideal entre los estelares que lo acompañaron a lo largo de una trayectoria sin paralelo en la historia de la liga.

OFENSIVA

Corredores

Corey Dillon

Quizás, fue el primer gran caso sonado de los Patriots tirando los dados con un veterano que se decía «acabado» con otro club. El hecho es que Dillon rindió en grande, convirtiéndose en el único corredor genuino de tres intentos que fue dominante en un equipo de Brady. Junto a TB12, Dillon jugó tres temporadas, incluyendo una de Pro Bowl, el cuarto de su carrera, y fue parte del equipo campeón del Super Bowl XXXIX para culminar la campaña del 2004, a la postre, la mejor para Dillon en el rubro individual. Anotó 39 touchdowns a lo largo de sus tres años con New England.

James White

Todo lo opuesto a Dillon, en el sentido de que el rol de White fue muy bien delimitado a la ofensiva, como «corredor de juego aéreo». White, no obstante, fue uno de los jugadores más confiables en los seis años en que jugó junto a Brady. Compartió tres títulos de Super Bowl con TB12, y nadie olvidará jamás su actuación del Super Bowl LI, cuando impuso marca en recepciones y puntos anotados para el partido más importante de la NFL.


Receptores abiertos

Randy Moss

Solo fueron tres temporadas y fracción, pero una de esas campañas fue la mejor en la histpria de la NFL para una dupla quarterback-receptor abierto. En el 2007, la campaña regular invicta de New England, y primer año de Moss con los Pats, se apuntó 23 recepciones de touchdown, marca que subsiste en la NFL. Moss fue elegido al Pro Bowl y al primer equipo All-Pro en ese año, última ocasión en que logró tales honores en su carrera de Salón de la Fama.

Mike Evans

Evans ha hilado ocho temporadas consecutivas con al menos 1,000 yardas en recepciones, las últimas dos, a pases de Brady. El estelar de los Bucs sumó además 27 recepciones de anotación en dos años de trabajo junto a TB12, y un anillo de Super Bowl. Hubo mucho talento para trabajar en Tampa Bay a la ofensiva, pero nadie lo hizo mejor que Evans.

Julian Edelman

Este tercer sitio fue realmente complicado. Nombres como Troy Brown, Deion Branch, Wes Welker y Chris Godwin llegan a la mente. No obstante, la química que desarrollo con Edelman le bastan para meterse en la terna. Edelman nunca llegó a un Super Bowl, pero se las ingenió para hacer crecer su rol ofensivo en los últimos años de Brady en Foxborough hasta convertirse en su objetivo principal. Su sitio en la memoria colectiva de los aficionados, como compañero de Brady, quedó cimentado con una recepción inverosímil en el Super Bowl LI que posibilitó la épica remontada de los Pats ante los Atlanta Falcons. Dos años más tarde, Edelman se llevó los honores como Jugador Más Valioso del Super Bowl LIII, en una victoria de New England sobre Los Angeles Rams.


Ala cerrada

Rob Gronkowski

Realmente no esperaban otro nombre aquí, ¿o sí? Gronkowski no solamente es reconocido como uno de los amigos más cercanos de Brady fuera del campo, sino también el mejor socio en su carrera dentro del emparrillado. Entre Brady y Gronk se combinaron para 105 pases de touchdown a lo largo de estadías con dos equipos. Se trata del segundo mayor total en la historia de la liga y el más alto para un quarterback con ala cerrada.


Tackles ofensivos

Tristan Wirfs

La temporada de novato de Wirfs en el 2020, como tackle derecho de Brady le ganó un anillo de Super Bowl, y la segunda, reconocimiento como jugador de Pro Bowl y All-Pro de primer equipo. Wirfs ya es uno de los mejores tackles derechos en la NFL, apenas en su segundo año, y fue el mejor liniero ofensivo en los dos años de TB12 en Tampa.

Matt Light

La línea ofensiva de los Pats se solía caracterizar por una técnica impecable, particularmente durante el tiempo de Dante Scarnecchia como coach de línea ofensiva. Bajo esos principios, Light se convirtió en un tackle izquierdo tres veces elegido al Pro Bowl, y una vez incluido en el primer equipo All-Pro de la NFL, protegiendo el lado ciego de Brady. Light fue pieza fundamental para los tres títulos de Super Bowl de la primera dinastía de New England que encabezó TB12 en los inicios del siglo.


Guardias

Logan Mankins

Cuando Mankins se retiró en el 2015, no había pasado mucho tiempo desde que había formado parte de la discusión por ser el mejor guardia de la NFL. Curiosamente, pasó sus dos temporadas finales en Tampa Bay, aunque mucho antes de que TB12 se mudara a Florida. Junto a Brady, Mankins jugó nueve campañas, seis de ellas de Pro Bowl y una con nombramiento All-Pro de primer equipo. Irónicamente, jugó exactamente los nueve años que pasaron desde el tercer título de Super Bowl de los Pats, en la campaña del 2004, hasta la última temporada en la que volvieron a ganarlo todo, la del 2014, quedándose sin anillo de Super Bowl a pesar de ser uno de los mejores jugadores de la plantilla en esa época, y dos apariciones en el partido del súper domingo.

Joe Thuney

En los años finales de Brady con los Pats, hubo momentos en que la línea ofensiva se tornó un problema. Thuney no fue parte de ese problema. El liniero interior fue, de hecho, la columna vertebral de la línea en New England del 2016 al 2020, este último año ya sin TB12 como compañero. Sorpresivamente, el hoy jugador de los Kansas City Chiefs no tiene invitaciones al Pro Bowl en su haber.


Centro

Dan Koppen

Es válido candidatear a David Andrews o Ryan Jensen para este lugar, pero por la cantidad de años en que hizo pareja con TB12, nos decantamos por Koppen. Un dos veces ganador del Super Bowl y una vez invitado al Pro Bowl, Koppen ancló la línea ofensiva de Scarnecchia del 2003 al 2011, jugando una campaña final con los Denver Broncos antes de retirarse.

DEFENSIVA

Linieros defensivos

Richard Seymour

Seymour fue una pieza crítica en el flexible sistema defensivo de los Patriots, capaz de alinear como tackle defensivo en un frente 4-3, o como ala en un frente 3-4. Por ocho campañas, ayudó a mantener a New England entre las mejores defensivas de la NFL, siendo reconocido con cinco invitaciones al Pro Bowl y tres inclusiones al primer equipo All-Pro. Junto a Brady, se coronó en tres Super Bowls con los Patriots.

Vince Wilfork

Cinco viajes al Pro Bowl, un nombramiento All-Pro y dos anillos de Super Bowl avalan lo conseguido por Wilfork en sus 11 campañas junto a TB12 en New England. Un objeto inamovible en el interior de la defensiva de Bill Belichick, Wilfork era la pieza principal de una unidad que se enorgullecía en apagar el juego terrestre del rival, fueran cuales fueran las condiciones de juego.

Vita Vea

En general, la carrera de Ndamukong Suh ha sido mejor que la de Vea, pero en los dos años del enorme tackle nariz con los Bucs, su peso específico ha sido más importante para el éxito en Tampa Bay. Vea, quien viene de su primera temporada de Pro Bowl, a menudo es rotado en diferentes posiciones de la línea defensiva, pudiendo atacar desde el exterior o alguna de las posiciones interiores. Y, a diferencia de muchos elementos de su tonelaje, no contribuye únicamente contra la carrera, siendo efectivo en el rubro de la presión contra el quarterback. Fue parte del equipo campeón del Super Bowl LV.


Linebackers

Tedy Bruschi

Bruschi se retiró con apenas una invitación al Pro Bowl, pero su importancia para los Patriots fue mucho mayor que eso. Originalmente, llegó como ala defensiva a Foxborough en 1996, pero después pasó a ocupar una plaza de linebacker externo y eventualmente, encontró su mejor nivel como linebacker interno. Fue, para todos efectos prácticos, el espejo de Brady para la defensiva, cumpliendo el rol de líder vocal en la unidad. Con los Pats, se adjudicó tres anillos de Super Bowl.

Devin White

Fueron apenas dos años juntos en Tampa pero White, y socio, Lavonte David, deben estar incluidos entre los mejores linebackers con quienes ha compartido uniforme TB12. En poco tiempo, White se ha convertido en figura de la NFL, y sale de su primera campaña de Pro Bowl en la liga. Fue uno de los engranes principales de una defensiva dominante que impulsó el triunfo en el Super Bowl LV sobre los Chiefs.

Lavonte David

Una década entre los mejores linebackers de la liga no ha sido suficiente para darle el reconocimiento a David que merece, y ahora sufre un poco a la sombra de White, aunque la realidad es que el nivel de juego de ambos es bastante similar, con funciones y estilos diferentes. David ha jugado primordialmente por derecha, pero en el último año de Brady en la liga, se encargó del medio en la unidad defensiva de Tampa Bay, respondiendo, como es usual, con una campaña positiva.

Chandler Jones

La última plaza para elegir, solamente, a cuatro linebackers, fue bastante disputada. Nombres como Ted Johnson, Willie McGinest, Junior Seau, Mike Vrabel, Shaquil Barrett y Jason Pierre-PaulDont’a Hightower, Jerod Mayo, Jamie Collins y Rosevelt Colvin vienen a la mente, todos con méritos amplios. Jones jugó relativamente poco tiempo con Brady, apenas cuatro temporadas, y en ellas obtuvo su primera de cuatro invitaciones al Pro Bowl. Fue campeón en una ocasión para los Patriots, quienes lo canjearon cuando alcanzaba su mejor nivel. Eso sí, hay que decir que en New England, alineó primordialmente como ala defensiva, en ocasiones rotando incluso en el interior de la línea defensiva. Lo dejamos como linebacker externo porque, además de ser la posición que actualmente desempeña, es la que mejor complementa al resto de los jugadores que elegimos para nuestra lista.


Esquineros

Darrelle Revis

¿Es suficiente una temporada para aparecer en nuestra lista? Sí, cuando se es «Revis Island». El icónico esquinero pasó la campaña del 2014 en Foxborough, rescatado de un sistema defensivo que no le permitió brillar como hacía habitualmente en Tampa Bay un año antes. En New England, Revis revitalizó su carrera, obteniendo por cuarta y última ocasión honores como jugador de primer equipo All-Pro y de Pro Bowl en el mismo año. Su única campaña con los Pats se vio culminada con el triunfo en el Super Bowl XLIX.

Stephon Gilmore

Tres temporadas compartiendo el vestidor de New England con TB12 son suficientes, cuando en dos de ellas se es invitado al Pro Bowl y nombrado al primer equipo All-Pro, para acompañar un premio como Jugador Defensivo del Año. Gilmore llegó a Foxborough después de iniciar su carrera con los Buffalo Bills, y de inmediato elevó su nivel inmensamente. Con los Patriots, ya conquistó un anillo de Super Bowl. Fue complicado dejar fuera a un miembro del Salón de la Fama como Ty Law, pero el nivel más alto de Gilmore junto a Brady supera por muy poco el nivel más alto de Law junto a Brady, en nuestra opinión.


Safeties

Lawyer Milloy

En total, fueron cuatro invitaciones al Pro Bowl y una nominación al primer equipo All-Pro para Milloy en siete campañas con los Patriots, de las cuales tres fueron compartidas con TB12. Milloy fue parte del primer Super Bowl conquistado por New England, desempeñando un rol clave en una defensiva extremadamente talentosa.

Devin McCourtey

El mellizo se queda con el último puesto, apenas por arriba de Rodney Harrison, quien se adjudicó dos anillos de Super Bowl con los Pats, pero quien llegó claramente en declive. McCourtey, en cambio, asumió el rol de líder defensivo desde su llegada a los Pats como esquinero, antes de hacer la transición a profundo, y hoy se mantiene como una de las voces de más respeto en el vestidor de Gillette Stadium. Ha sido elegido a dos Pro Bowls, y es un tres veces campeón de Super Bowl.

la redacción

Compartir