Acusa Consar a promotores y ‘coyotes’ de abusos en retiros.

Fecha de la última modificación

Promotores de Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), empresas fantasma disfrazadas de despachos y ‘coyotes’ del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) están cometiendo abusos contra los trabajadores.

Aprovechándose de la situación que atraviesan por la pandemia de Covid-19, les tramitan retiros por desempleo quitándoles hasta el 40 por ciento de sus recursos, manifestó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

La manera en que ocurre este problema es que los promotores de las Afores, los despachos y ‘coyotes’ de los institutos de seguridad social se acercan a los trabajadores a decirles que les tramitan un retiro de su cuenta individual, para lo cual les cobran un alto porcentaje de los recursos recibidos y con la condición de cambiarlos a cierta Administradora, expuso Abraham Vela, presidente de la Consar.

Hay ciertos promotores de fuerza de ventas de algunas Afores. Hay algunos despachos de abogados que, de una u otra manera, le ofrecen a los trabajadores la posibilidad de efectuar estos retiros por desempleo aprovechándose de que están atravesando por una situación difícil como resultado de haber visto reducido sus ingresos por el paro de actividades no esenciales y del confinamiento durante la pandemia, señaló en una charla virtual.

Se trata de empresas fantasma, de despachos de abogados poco escrupulosos, de ‘coyotes’ en algunos institutos de seguridad social, ya sabemos cuáles son, detalló.

El titular de la Comisión indicó que parte de los retiros por desempleo de las Afores que se han registrado durante la pandemia están motivados por estas malas prácticas de gente ‘sin escrúpulos’ que sólo busca sacar ventaja de la difícil situación económica por la que atraviesan millones de mexicanos.

El incentivo del promotor es cobrar una comisión por traer un cliente nuevo y, por otra parte, estos despachos que desafortunadamente se aprovechan de la falta de conocimiento del trabajador y les prometen tramitarles un retiro por desempleo a cambio de un alto porcentaje de lo que van a recibir, dijo.

Podríamos estar hablando de que les cobran entre el 20 y el 40 por ciento de lo que reciben del retiro por desempleo, acotó.

La comisión de los promotores es tres veces mayor que la comisión que cobra la Afore por hacer un traspaso.

Consar reportó que en junio que el monto de los retiros por desempleo ascendió a mil 886.6 millones de pesos, un incremento de 1.6 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

En todo 2020, los retiros parciales por desempleo acumularon 20 mil 60.4 millones de pesos, por casi 1.9 millones de trabajadores que sacaron dinero de su Afore.

El año pasado, el retiro promedio de las cuentas individuales de los trabajadores fue de poco más de 10 mil 700 pesos, y para este año el monto promedio incrementó a 11 mil 187 pesos.

El problema de los promotores de las Afores que cometen estas malas prácticas recae en los códigos de ética de las Administradoras, y los coyotes son más una responsabilidad tanto del IMSS como del ISSSTE, destacó Vela.

Tienen que reforzar sus esfuerzos de fiscalización porque también hay algunos funcionarios de bajo nivel en estos institutos que se prestan a este tipo de transas, por así decirlo, incluso lo catalogaría como actos de corrupción.

Creo que el Instituto Mexicano del Seguro Social y el ISSSTE deben darse a la tarea de combatir, fortalecer la fiscalización a este respecto. A la Consar lo único que le corresponde es levantar la mano, decir que hay un tema que debe ser atendido, porque al final del día somos parte de la red de seguridad social en este País, abundó.

la redacción

Compartir