El escaso apoyo a la cultura

La cultura y la ciencia, independientemente del gobierno actual, son departamentos que requieren más recursos y siempre se superponen. Durante el período de la promesa de campaña, estas promesas son enormes, pero nunca se perderá la asignación presupuestaria adecuada, aunque el objetivo final y el ejercicio del poder provocarán insuficiencia con el presupuesto prometido.

En la actualidad, debido al anuncio de las reglas de ejecución del presupuesto anual, la situación de la cultura y los creadores culturales se encuentra en un momento incierto.

Durante la revisión del reglamento, los creadores encontraron discreción al seleccionar el jurado para la asignación de becas; además de las incertidumbres sobre el mecanismo de selección de creadores y artistas, el número de becados es incierto y las características del comité de selección integrado son dudosas. Actualizar la cantidad de apoyo a los jóvenes creadores es otro tema que consideran urgente ya que son 8.000 pesos mensuales desde hace 10 años. La industria vive la continuación del caótico 2020.

Algunas personas dicen que durante este año, el sector se vio obligado a retirar el apoyo en respuesta a la pandemia Covid-19, lo que significa la desaparición de la Fundación Nacional para la Cultura y el Arte (Fonca). En este caso, los gastos operativos del INAH se redujeron significativamente en un 75% y los gastos operativos de la Fonoteca Nacional se redujeron en un 80%. El único beneficiario es el proyecto Chapultepec, que ha duplicado los recursos.

En este gobierno, la cultura se elige como una práctica de élite. En cierto sentido, si piensas que las personas que crean arte no son la mayoría de la población es correcto, pero eso no significa que formen parte de la élite económica.

La distribución de recursos debe ser clara y sin duda alguna que el talento es el único requisito válido para acceder a una beca, y no el aval de una ideología o un proyecto político. Si es así, la cultura perderá su diversidad y solo tendrá un matiz.

Nathali Sandoval

Compartir