Encuentran irregularidades millonarias en la Secretaría de Cultura

Fecha de la última modificación

La Secretaria de Cultura (SC) pagó por locales, eventos y servicios no autorizados, y no se pudo verificar su desempeño; además, según la Auditoría Superior de la Federación (ASF) , utilizó Recursos no autorizados, y otras anomalías financieras durante 2019.

El informe de los “Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2019” reveló la situación anormal planteada por la agencia en el primer año de responsabilidad de Alejandra Frausto.

La auditoría determinó que el Comité de Normas pagó 727,9 millones de pesos, utilizó recursos aprobados en el año fiscal 2019 e incurrió en gastos de años anteriores sin la correspondiente autorización, salvo que no brindó sustento y documentación de respaldo que acredite que los bienes y servicios recibidos iniciaron estos pago.

También pagó 84,1 millones de pesos para pagar las cuotas sin licencia de la 48 Oficina Administrativa, las cuotas sin licencia de sus unidades responsables y las cuotas temporales sin licencia; además de pagar a los funcionarios del departamento central una remuneración superior a la aprobada.

ASF manifestó que la SC no entregó documentos para verificar los 675.2 millones de pesos asignados a 16 personas jurídicas públicas y privadas para la prestación de servicios y compra de bienes, entre los que se encuentran alquiler de autos, maquinaria y equipo de oficina, limpieza, vigilancia, jardinería, gestión de personal, y pasajes aéreos, y pasajes terrestres, reubicación, organización, mobiliario y logística para realizar actividades culturales y evaluación de funcionarios.

De igual forma, transfirió recursos públicos federales a diferentes entidades públicas a un precio de 20,2 millones de pesos, pero no acreditó que el receptor alcanzó la meta fijada para aceptar la donación; además, no aportó constancia del destino de dicho recurso, soporte o documentación de respaldo.

Nathali Sandoval

Compartir