Exjefe policiaco con Calderón, se declarará culpable

Dicen en EU

Los fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos creen que Reyes Arzate es la clave para hundir al llamado “superpolicía” en el Gobierno de Calderón, detenido en diciembre del 2019 acusado de narcotráfico y de ayudar al Cártel de Sinaloa.

Ciudad de México, 11 de agosto Iván Reyes Arzate, quien fuera uno de los hombres más cercanos a Genaro García Luna cuando era Secretario de Seguridad Pública con Felipe Calderón Hinojosa, se declarará culpable de los delitos que se le imputan en una corte de Estados Unidos, dijo Alan Feuer, periodista que cubre temas de crimen organizado y juzgados para The New York Times.

Reyes Arzate fue el contacto de México con la Administración de Control de Drogas (DEA) y está acusado de favorecer y filtrar información a cárteles de la droga, en particular el Cártel de Sinaloa.

“En el frente de México: Iván Reyes, exoficial de la policía mexicana que trabajó en estrecha colaboración con la DEA, se declarará culpable en octubre en Brooklyn. Esas son malas noticias para Genaro García Luna, exdirector de Seguridad Pública de México, quien está siendo procesado en Brooklyn por aceptar sobornos de cárteles”, dijo Feuer.

Los fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos creen que Reyes Arzate es clave para hundir a García Luna, quien fue detenido en diciembre del 2019 acusado de narcotráfico y de ayudar al Cártel de Sinaloa. Las audiencias del exsecretario se han pospuesto por la pandemia. En la última comparecencia de abril pasado, el Juez Brian Cogan postergó la siguiente audiencia para 60 días más.

Iván Reyes Arzate fue comandante de la Policía Federal en tiempos de García Luna. Detenido el 24 de enero de 2020 por vínculos con “El Chapo” Guzmán, tiene tres cargos en Estados Unidos por conspiración internacional para distribuir cocaína. A principios de este año fue presentado ante la Juez Magistrada Cheryl Pollak, ante la que se declaró no culpable.

Cuando era comandante de la Policía Federal se le acusó de recibir cientos de miles de dólares en sobornos de cárteles incluyendo la organización Beltrán Leyva y El Seguimiento 39 a cambio de protección a sus actividades. Además, varios testigos cooperantes y comunicaciones intervenidas corroboraron su relación corrupta con los cárteles y con otros cargos y funcionarios.

Richard Donahue, Fiscal General del distrito este de Nueva York, reveló que hay más de 13 mil páginas con pruebas y declaraciones contra Reyes Arzate, quien fue el principal punto de contacto para el intercambio de información entre Estados Unidos y el personal de seguridad pública asignada a la unidad y, por lo tanto, tenía contacto extenso y continuo con agentes de la DEA.

Fuente: sinembargo.

la redacción

Compartir