Gobierno federal podría quitar rancho “Los Tres García” a Naucalpan

Fecha de la última modificación

Por no concretar universidad

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, instruyó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) revisar la condición en que se encuentra el proyecto de la Universidad Pública Naucalpense y para la que su gobierno donó el rancho “Los Tres García” a la administración que encabeza la morenista Patricia Durán Reveles, con la finalidad de determinar si éste será viable o, de lo contrario, que el municipio mexiquense regrese el predio a la Federación.


“Vamos a solicitarle a la Secretaría de educación Pública, a la maestra Delfina, que entre en comunicación con la presidenta municipal electa para ver si ese es su propósito, el de no darle continuidad al programa de la universidad. Si es así, la Federación podría hacerse cargo para que funcione en el sistema de universidades “Benito Juárez”, Raque Sosa podría participar y hacerse cargo de la universidad, si le significa al gobierno municipal una inversión que esté fuera de su alcance, nosotros podríamos hacernos cargo de nuevo, que el terreno regrese a la federación y hacernos cargo”, señaló, durante la conferencia matutina de este día.


Las declaraciones del mandatario mexicano surgen, luego de que la alcaldesa para el periodo constitucional 2022-2024, Angélica Moya Marín, señalara como poco viable la puesta en marcha de la Universidad Pública Naucalpense, por la situación financiera que enfrenta el gobierno local, derivado de una mala administración de los recursos.

Posteriormente, la nueva alcaldesa respondió a López Obrador que no existen las condiciones para dar continuidad al proyecto de esta institución, además de que el predio en donde fue pensada, no tiene la vocación para ser un plantel educativo, por encontrarse aislado geográficamente y requerir una gran inversión para habilitar los caminos para acceder a ella.


“Cualquier presupuesto que se destine para este proyecto, es mucho, ante el colapso financiero que enfrenta este municipio, ya que el gobierno saliente dejará una deuda de alrededor de tres mil millones de pesos y debe varias quincenas a sus trabajadores, a tan solo 16 días de concluir su gestión”, dijo Angélica Moya, al solicitar el apoyo del gobierno federal para resolver el destrozo financiero que ocasionó una administración de su partido.


No obstante, la nueva munícipe pidió al gobierno federal no retirarle el predio en donde se edifica esta universidad, pues aseguró que ya es patrimonio municipal.
El anuncio generó reacciones entre los integrantes del Cabildo, pues la segunda síndico, Carmen Abigail Ruiz Coutiño, afirmó que, pese al posicionamiento que ha hecho la alcaldesa Angélica Moya, no se pierde la esperanza de que los jóvenes puedan acceder a una carrera profesional.

“En caso de que el municipio no pueda hacerse cargo de este proyecto, será el gobierno federal quien se hará cargo. Vengo de un movimiento que trabajó en las calles para decirles a los ciudadanos que el cambio sí era posible y cuando por fin entra la Cuarta Transformación y se comienzan a posicionar los ideales de transformación, se decidió que Universidad Pública de Naucalpan era para ayudar a los jóvenes con pocos recursos para que puedan acceder a una carrera profesional. Hoy les digo a los jóvenes que no se pierde la esperanza de tener un Naucalpan en donde pueden ingresar a a una carrera profesional”, comentó.


Consultado sobre la inversión destinada a la construcción de esta universidad, el primer síndico y presidente de la Comisión Edilicia de Hacienda, Maximiliano Alexander Rábago, resaltó que la administración municipal ha actuado con total opacidad en el manejo de los recursos que se han destino para este proyecto.
El pasado 21 de octubre de 2019, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entregó al Ayuntamiento de Naucalpan el rancho “Los Tres García”, ubicado en el Ejido de los Cipreses, para iniciar la construcción de la Universidad Pública Naucalpense.


La entrega ocurrió a tres meses de que el gobierno municipal solicitara al presidente Andrés Manuel López Obrador, el inmueble, decomisado al suegro de Édgar Valdéz Villarreal, alias “La Barbie”, en 2011.

Tras recibir los documentos que avalaban la propiedad del inmueble y recorrerlo, la alcaldesa Patricia Durán Reveles señaló que ese fue un día histórico para Naucalpan, pues, en este lugar, se edificaría una universidad pública en la que podrían estudiar cerca de cuatro mil 500 jóvenes que actualmente no cuentan con un espacio para continuar con sus estudios de nivel superior.


Este espacio cuenta con una superficie de 21 mil 302 metros cuadrados, de los cuales, nueve mil metros cuadrados contaban con una construcción. En él se invertirían, en una primera etapa, 32 millones de pesos para edificar 12 aulas, la rectoría, una biblioteca y un auditorio, una cafetería, una plaza cívica y una zona deportiva. Hasta ahora, se desconoce el avance de la obra.

Fuente: Hoy Estado.

la redacción

Compartir