Reclusos denuncian abusos y extorsiones en penal de Neza-Bordo

Fecha de la última modificación

Tienen que pagar

Al menos 10 mil pesos al mes tienen que pagar reos del penal Neza-Bordo para poder conservar su vida y no ser víctimas de ataques, incluso sexuales, por lo que denunciaron abusos y extorsiones.

En los últimos siete días, familiares de internos en este penal que se localiza en el edomex, denunciaron constantes extorsiones por parte del reo Fabián Torres Velázquez alias El Adrián, así como por parte del comandante de custodios Miguel Ángel Ojeda Guzmán, de acuerdo con una madre y su hijo que se encuentra recluido y aseguró ser víctima de estos abusos, en entrevista para Milenio.

Este joven explicó que luego de que el gobierno del Edomex afirmará a través de un comunicado que las grabaciones de las agresiones a reos que se dieron a conocer mediante redes sociales, eran falsos, la vivienda de la familia de uno de ellos fue atacada a balazos.

«Es absurdo que el gobierno se atreva a decir ante todos que son montajes porque ahí están las pruebas, el domingo que empezó a salir a la luz todo esto, entró una comitiva de la CNDH, vinieron y estuvieron revisando y al final El Adrián burlándose, dijo que ya se la habían peleado y de impunidad sigue».

También, señaló que una familia fue seguida hasta Chimalhuacán y balancearon su vivienda.

Asegura que no solo reciben amenazas, sino golpes e incluso son víctimas de abuso sexual, mismo que se da por no pagar cuotas desde los 500 a los 3 mil pesos a la semana.

«El viejo los manda traer en la noche a la cocina, pinche viejo hijo de su p*** madre los viola. Han dicho aquí sus matones, que le entran con el subdirector de Control Penitenciario, el doctor palma», dijo el interno.

Explicó que su mamá y las familias de otros internos gastan hasta 10 mil pesos al mes entre cuotas de protección y sobornos que se dan en los filtros de entrada durante las visitas.

Los familiares deben entrar con varios billetes por lo menos de 50 pesos y los van repartiendo hasta llegar a su interno.

Además, las custodias cobran a las madres por no quitarles la ropa y obligarlas a hacer sentadillas, también hay quienes piden comisión por ingresar agua o alimentos.

Fuente: Hoy Estado.

la redacción

Compartir