Reforma eléctrica de AMLO podría beneficiar al país

Fecha de la última modificación

¿Será Andrés Manuel el nuevo Lázaro Cárdenas del Río con esta reforma eléctrica?

Pese a la Reforma Energética establecida por el Gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto el 12 de agosto de 2013, aprobada por el Senado de la República y la Cámara de Diputados, se han ido derivado una serie de cambios en desventaja para el pueblo de México.

Con esta reforma aumentarían los gastos de la CFE para abastecerse de energía. En 2020, la generación privada a partir de energías renovables tuvo un costo promedio de 401 pesos por megawatt-hora, mientras que el costo promedio de la producida por CFE fue de 1,413 pesos, de acuerdo con el IMCO.
La reforma energética establecida por este gobierno en el 2013, se establece lo siguiente:

  • En el Artículo 25 Constitucional:

Se establece la categoría de Empresas Productivas del Estado para que la CFE pueda consolidarse como una empresa con altos estándares de competitividad.

  • En el Artículo 27 Constitucional:

Se establece que la planeación y el control del Sistema Eléctrico Nacional, así como el servicio público de transmisión y distribución de electricidad son áreas exclusivas del Estado. Se mantiene la prohibición expresa de otorgar concesiones en estas áreas y se permite que el Estado celebre contratos con particulares. De esta forma, por cuenta de la Nación se pueden llevar a cabo actividades para el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica.

  • En el Artículo 28 Constitucional:

Se establece que la planeación y el control del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y el servicio público de transmisión y distribución de electricidad son áreas exclusivas del Estado.

• La CFE y particulares podrán realizar actividades de generación de electricidad de forma libre, con una regulación sólida y eficiente.

  • La CFE mantiene las actividades de generación eléctrica que realiza desde antes de la reforma, y podrá construir nuevas plantas, modernizando su base de generación.
  • Los particulares podrán instalar nuevas plantas sin requerir que CFE decida incluirlas dentro
  • de la planeación de la empresa.
  • El Centro Nacional de Control de Energía (CENACE),que formaba parte de CFE se constituirá como un organismo público descentralizado encargado del control operativo del SEN. También será el encargado de operar el mercado eléctrico mayorista, y de garantizar a los generadores el acceso abierto a la red nacional de transmisión.

México lleva ya desde el 2013 con esta reforma y es un enorme daño que lo hagan depender de los energéticos de otros países, la reforma energética ha estado costando al país 24 mil millones de dólares por año.

Por otro lado, la Reforma Eléctrica del Gobierno Federal se presentó al Congreso el 30 de septiembre de 2021, misma que busca modificar los artículos 25, 27 y 28 constitucional.

Su objetivo es fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y garantizar la soberanía energética, de ser así daría mayor control de este servicio a la empresa pública y nacional. Se plantea que sea nuevamente organismo del estado, la CFE se integre nuevamente como una sola empresa y puedan tener una nueva interconexión. Esta reforma constitucional deber ser aprobada por la Cámara de Diputados.

El presidente de México quiere fortalecer el sector público con un cambio de gran alcance, con una reforma constitucional que recorta la participación privada; propone dar más del 50 por ciento de la generación del servicio a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), busca proteger la extracción de litio por extranjeros y éste se quede solo en el Estado.

El gobierno está actuando de manera oportuna, ya que algunas empresas extranjeras ya estaban preparadas para este cambio. De ser aprobada esta reforma, Andrés Manuel se convertiría en «el nuevo Lázaro Cárdenas del Río», pues actualmente el litio es tan importante como lo era el petróleo en su época, Alfredo Jalife.

Se estaría dándole el control a la Comisión Federal de Electricidad; y es benéfico, porque se alcanzaría la protección de este producto, que es lo que busca país. Al igual que con el Litio, sería muy significativo quitarle el manejo de éste a la Secretaría de Economía y darle el control a la nacionalista Secretaría de Energía y a la CFE.

Es entendible el proceso que ha iniciado el presidente López Obrador para reformar el sector eléctrico, «es un asunto de interés nacional, no de unos cuantos», con esta reforma se busca lo mejor para el pueblo de México; ¿Tú que opinas?

Elisa Sandoval

Compartir