Sedena invirtió 3,7 millones de pesos en inhibidores de drones

Fecha de la última modificación

El Gobierno de la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) gastó cuatro equipos anti-drones portátiles de Uav Jammer bajo la marca HIKVISION por 3,7 millones de pesos.

En septiembre del año pasado, el dispositivo que compró Sedena fue un dispositivo utilizado por el gobierno federal para proteger el Palacio Nacional durante una manifestación de mujeres celebrada el 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Según documentos oficiales en poder de Latinus, Sedena compró cada unidad a INT Intelligence y Telecom Technologies México S.A de C.V. a un precio de 946 mil pesos.

La adquisición fue mediante el concurso internacional de invitación directa a tres participantes IA-007000999-E486-2020.

INT Intelligence and Telecom Technologies México S.A. de C.V. fue la empresa que hizo la oferta más económica aunque obtuvo menos puntos en la evaluación técnica.

“Son dispositivos con diseño de fusil, que permite la identificación y el bloqueo de la comunicación entre los objetivos (Equipos de Drone) y sus respectivos radiocontroles, así como de su señal de navegación G.N.S.S (Global Navigation Satellite System)”.

INT Intelligence and Telecom Technologies México S.A. de C.V. dijo a Sedena que estos supresores tienen un alcance mínimo de 1 km, una frecuencia de operación de 428-5,940 Mhz, y una batería que puede funcionar continuamente durante 1 hora en modo de espera y puede funcionar hasta 1 hora Trabajar durante 10 horas.

Además, de acuerdo con las recomendaciones técnicas enviadas a Sedena, cuentan con miras telescópicas con zoom de al menos 9x y antenas direccionales.

Nathali Sandoval

Compartir