Tribunal Desecha Amparo de UIF contra cambio de medidas cautelares a Lozoya

Fecha de la última modificación

Lo consideraron improcedente

El tercer tribunal unitario en materia penal con sede en la Ciudad de México desechó el recurso presentado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en contra del cambio de medidas cautelares que permitirían que el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, enfrente en libertad su juicio por el caso Agronitrogenados.

El tribunal desechó de plano el recurso presentado por la UIF al considerarlo improcedente.

En el Reclusorio Norte de la Ciudad de México está prevista la audiencia en la que el juez Artemio Zúñiga Mendoza deberá resolver si es procedente modificar la prisión preventiva dictada el 10 de noviembre pasado que dictó contra Lozoya Austin.

En caso de que el juez Zúñiga considere procedente por el caso Odebrecht otorgar prisión domiciliaria o libertad vigilada para Lozoya Austin, entonces el ex funcionario, que enfrenta dos acusaciones por operaciones con recursos de procedencia ilícita, cohecho y asociación delictuosa, podrá llevar sus juicios en libertad.

En las listas del Consejo de la Judicatura Federal se dio a conocer la resolución que rechaza el amparo solicitado por la UIF.

En la resolución judicial se menciona: “en audiencia de veintiocho de julio de dos mil veinte, en la citada causa y centro de justicia, no genera una transgresión directa al patrimonio de la persona moral ofendida, pues resulta evidente que el imputado sigue sujeto a proceso a través de las medidas cautelares impuestas en la audiencia de veintiocho de julio de dos mil veinte. Además, conforme al numeral 155 del citado código, las medidas cautelares no pueden ser usadas como medio para obtener un reconocimiento de culpabilidad o una sanción penal anticipada”.

La semana pasada un tribunal unitario determinó que se concediera un cambio de medidas cautelares a Lozoya Austin en cuanto al caso Agronitrogenados, y por lo cual la UIF presentó el recurso de amparo buscando que no se hiciera procedente esa resolución.

Fuente: La Jornada.

la redacción

Compartir