La opinión de Noé Meneses para Malintepretados: Andrés Manuel «El rupturista», deconstruyendo la relación del poder con el otro

Fecha de la última modificación

No hay sistemas políticos con estructuras y conceptos que determinen definitivamente la forma del poder y su relación con el otro. La visión rupturista que Andrés Manuel López postuló, tiene como base fundamental a la política pensando en el otro. ¿Se puede pensar el ejercicio del poder político rompiendo con inercias dogmáticas de izquierda y derecha? ¿Cómo la ideología de gobernar para una clase?

El primer postulado político de AMLO que analizaremos en esta tercera entrega, se circunscribe en la frase: «Por el bien de todos, primero los pobres» como el cisma político que deja atrás una concepción excluyente que legítima al predominio de una élite económica que a través del sistema democrático se impuso durante décadas.

Este rompimiento no implica que represente al gobierno de una clase, es la priorización de lo urgente «Primero los pobres» pero en la nueva significación del poder con el otro, Andrés Manuel se sacude la visión de clases; se desprende de un concepto dogmático, y hace un gobierno para todos. En ese otro, caben todos los otros (esa diversidad que rebasa lo económico) y no sólo una clase o unicidad, que haría de un gobierno de izquierda, un gobierno excluyente.

Pero, sin duda el cisma político que expresa el pensamiento político del ahora Presidente de la República es que la corrupción no tendrá lugar en lo que ha denominado «La Cuarta República» una deconstrucción del poder con el otro pasa necesariamente por romper con la esencia del régimen neoliberal pasado. El sistema que lo corrompía todo y que normalizó a la corrupción al grado de pensar que «La corrupción es parte de nuestra cultura». –EPN.

El eje del poder era la corrupción y la exclusión, así estaba determinada la visión de la política (gobernar para si mismos), un elemento fundamental de esta relación de poder con los otros está basada en la moralización de esos puentes de consenso, que van a generar comunidad, basando esta relación soberana y entre individuos, en principios. Por eso la cartilla moral y desde luego el rompimiento final: «Gobernar con el ejemplo» así tenemos a la honestidad del Presidente, la sobriedad y austeridad con que se conduce, entre otras cosas.

Un cisma político emancipador está aconteciendo en México, no habrá fuerzas reaccionarias que lo detengan. El triunfo de AMLO es el triunfo del pueblo que rompió con las inercias del pasado.

Compartir